#MiCiudadAC2: Evaluación de Rizoma Fundación del taller de trabajo en El Ejido

Ya tenemos los resultados de este trabajo en el que durante un fin de semana estuvimos coordinando y dinamizando los talleres del workshop, con alrededor de 150 personas alternando entre trabajo en grupos y en espacio ágora.

IMG_1067

Entre los días 19 y 21 de abril la Escuela de Arquitectura de Málaga acogió el taller de trabajo Mi Ciudad AC2 sobre regeneración urbana y participación ciudadana en El Ejido (Málaga). Desde Rizoma Fundación —organizadores de la actividad— nos han remitido una interesante evaluación del taller, a modo de complemento a la que Paisaje Transversal publicamos hace una semana.

A propósito del taller Mi Ciudad AC2

por Rizoma Fundación
Introducción

Durante el desarrollo del trabajo para el concurso de ideas de la cuenca del río Guadalmedina en Málaga, Rizoma Fundación y su entorno ha aprendimos a formar un equipo multidisciplinar, colectivo, heterogéneo, abierto y cambiante, porque el curso de los acontecimientos nos iba descubriendo que ése era el fin del equipo. Es decir, una de las tareas que nos ha mostrado el proceso es que el equipo se convirtiese en un medio colectivo, multidisciplinar y heterogéneo para poder así trasladar la misma tarea, de alguna manera, al territorio que en el que se proyectaba.
El territorio es la composición de un medio físico con su población. En este sentido, el conjunto de profesionales y expertos que desea colaborar en su intervención se convierte en un conjunto más de habitantes del territorio, aunque lo sea en un tiempo limitado, y en unas condiciones especiales.
 
Por esto, es necesario plantear como fundamento, y por ello desde el inicio, una manera de hacer que sea coherente con la propuesta que se hace. Si se desea que la población de un territorio vaya adquiriendo autonomía para decidir y elaborar su propio espacio habitable entre otras cosas para que lo haga más suyo, el conjunto de expertos debe acompañar y mantener un comportamiento similar; o sea, mostrando que esa tarea es posible desde el principio.
Pues bien, el trabajo del Guadalmedina mostró que es posible formar un equipo multidisciplinar, colectivo, heterogéneo, abierto y cambiante que además sea «autoeducativo» y trabaje según la máxima de la transparencia; que además sea muy divulgativo  —no solo a escala local, de ahí la presencia de Paisaje Transversal— para que el mayor número de habitantes y diferentes agentes se animen a participar e incorporen al proceso.

Planteamiento del taller Mi Ciudad AC2

El proyecto Mi Ciudad AC2, que dirige el OMAU en el barrio de El Ejido de Málaga colaborando con Burgos, Toulouse (Francia) y Gaia (Portugal), se organiza según una estrategia de análisis y propuestas que contempla cuatro ámbitos clave para luchar contra el cambio climático: planeamiento urbanístico y gestión de la movilidad; planificación de zonas verdes, espacios naturales y arbolado urbano; políticas de ahorro y eficiencia energética, y políticas de concienciación participación y ciudadana.
Cuando la  Rizoma Fundación recibió la propuesta del OMAU para colaborar en el proyecto Mi Ciudad AC2, gracias a sus habilidades para trabajar con estudiantes de arquitectura en medios concretos  —Guadalmedina y Palma-Palmilla [1]—, propuso, tras reflexionar acerca de los fines del proyecto, reproducir en el taller de El Ejido un funcionamiento similar al realizado en el del Guadalmedina pero adaptándolo a la realidad del nuevo territorio. Es decir, el del barrio de El Ejido y a la escala de trabajo entre ciudades europeas.
 
En este sentido, se propuso, sin dejar de vista el punto de atención preferente en El Ejido, desbordar el ámbito local y traer a profesionales que supiesen entender la manera de trabajo que se proponía, iniciando así una efectiva ampliación del proyecto, a la vez que una divulgación en la red que fuese ampliándose en el tiempo, incluso hacia el exterior, a las demás ciudades.
Se conocían las especiales características del barrio. Existía el equipo profesional multidisciplinar habituado a trabajar colectivamente. La Escuela de Arquitectura de Málaga (EAM-UMA) ofrecía sus instalaciones para ejercer de centro de operaciones y, lo más importante, la implicación de sus estudiantes y profesores. Estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada (ETSA UGR) se animan a incorporarse al taller. El OMAU invita a los colaboradores externos especializados en procesos cooperativos y divulgativos que solicita la Fundación Rizoma.

Observatorio territorial local en El Ejido

Cuando comenzamos el workshop o taller de trabajo teníamos los mimbres necesarios para iniciar el ensayo de la construcción lo que podría ser un posible «observatorio territorial local en El Ejido». O sea, queríamos convertir el taller en un laboratorio que llevase a cabo uno de los puntos que aconseja el Libro Blanco del Planeamiento Sostenible en España en donde se pudiesen obtener:
  • «Información pública»  del barrio accesible a la vecindad y a todos los actores y agentes. Es decir, verdaderamente transparente. Incluso que éstos la puedan reinterpretar, desarrollar y elaborar. La información de la que se habla debe ser multidisciplinar y transdisciplinar, integradora y creativa. La página Mi Ciudad AC2 en la plataforma 2.0 CityWiki haría de lugar para centralizar toda la información útil, transparente, abierta y modificable por todo el que lo deseara.
  • «Dispositivos, mecanismos y estrategias de relaciones»  para que los encuentros entre los distintos y diversos actores sean posibles, se promocionen, se fomenten, se «enreden» y que sus deliberaciones y decisiones sean al mismo tiempo transparentes para todos (el equivalente al software o sistema operativo de un ordenador). Un politólogo guiaría el orden de los acontecimientos. El blog de Paisaje Transversal informaría en tiempo real en la red.
  • «Espacios físicos locales de comunicación»  que sean espacios públicos  —o nodos públicos—, donde el mundo analógico y el digital puedan relacionarse e interconectarse (el equivalente al hardware). El aula T2 en la EAM-UMA ejercería de local del primero.
  • «Capacidad de gestión y de toma de decisiones»  de los agentes en su territorio, ya sean de tipo colectivo y/o individual según las escalas de las intervenciones en el barrio. Actores cuyas decisiones y gestión correspondientes sean asumidas por las distintas administraciones como compromisos efectivos para los planeamientos urbanos, para que no determinen lo local con sus políticas globales. Se abría la posibilidad de encuentros entre diferentes técnicos y cargos de responsabilidad de la administración en una situación no reglada, que permite nuevas situaciones y posibilidades.
El inicio de la red de relaciones como ejemplo

En el territorio «barrio de El Ejido», como en el de cualquier barrio, es fundamental la red de relaciones que entreteje la vecindad y los diferentes habitantes y agentes. Como muestra para poder entender la red, y como una herramienta inicial para una lectura más fácil de la de red de relaciones, se planteó gráficamente de manera previa la propuesta que se hacía de participación de los asistentes al taller, y sus relaciones.

El diagrama de participantes pretende explicitar en una única vista los miembros, personas y colectivos, que aportarían en el taller sus conocimientos y habilidades y sus relaciones para facilitar que no fuesen aislados e independientes, sino interdependientes unos de otros y de las aportaciones que fuesen surgiendo.
El grupo lo formaban los técnicos del OMAU, los funcionarios del Ayuntamiento de Málaga, los profesionales autónomos que habían elaborado trabajos y análisis previos, profesores de la EAM de la UMA, y el grupo profesional multidisciplinar que colabora con la Fundación Rizoma. A éste, se añadieron desde Madrid, Granada y Sevilla los colectivos Paisaje Transversal, AisRedes, Zuloark, FabLab  Sevilla y CityWiki para que, gracias a sus especiales habilidades en las tareas cooperativas y en la difusión en tiempo real en los medios y en la red, del trabajo que se fuese elaborando.
El taller, además, pudo contar con un grupo de varias asociaciones del barrio, personas y  estudiantes de diversas categorías y procedencias (del barrio y de fuera del barrio), que vienen reflejados en el diagrama adjunto (realizado a posteriori). Y aunque no se puede considerar representativo del conjunto del barrio  —ni mucho menos— , su trabajo cooperativo efectivo sí representa una «buena práctica» de cómo poder iniciar el citado observatorio local, aunque sea a pequeña escala en tiempo y lugar.
 
Es de destacar la importancia de la presencia de estudiantes altamente motivados en hacer del trabajo en el taller una tarea inmersa en un ambiente cooperativo, alegre, proactivo, ausente de cualquier tipo de competitividad. Así, los estudiantes  —especialmente los de arquitectura, pero también los de los dos institutos que asistieron—, son capaces de obtener una implicación de la vecindad, y de conseguir de ésta un tipo de información en los barrios, que no podría conseguirla nunca el mejor equipo técnico multidisciplinar. En este sentido son productores de información y conocimiento innovador.

Las propuestas surgidas en el taller

Como complemento de la propuesta de observatorio local deben ser tenidas en cuenta como buena práctica, el conjunto de las diversas dinámicas desarrolladas en el taller, y las que surgieron en el mismo como caso singular.
En el taller, funcionando como observatorio local, aparecieron cuatro propuestas concretas o acciones que permitían abrir las posibilidades su continuación en el futuro, y que podían ser evaluadas según los cuatro ámbitos clave del proyecto Mi Ciudad AC2: planeamiento , red natural y conectividad bilógica, eficiencia energética, y concienciación y participación ciudadana.
Propuesta principalBuena práctica, observatorio territorial local en El Ejido: Información pública; dispositivos, mecanismos y estrategias de relaciones; espacio físico local de comunicación; capacidad de gestión y de toma de decisiones. Afecta a la globalidad de los criterios, y por tanto a los cuatro del proyecto.

Buena práctica existente a apoyar, fomentar y divulgar, huerto urbano comunitario El Caminito: Iniciada un año antes. Huerto urbano promovido por la Asociación El Caminito en un solar cedido y acondicionado por el Ayuntamiento de Málaga situado en Fuente Olletas, entorno de El Ejido. Afecta a los criterios de planeamiento, zonas verdes, eficiencia energética y participación y concienciación.

Buena práctica a desarrollar, reutilización de barracones de Económicas: Reconocimiento por uno de los equipos de estudiantes de arquitectura de Málaga y Granada, de los barracones de la Facultad de Económicas  —antiguas aulas—, para su rehabilitación y reutilización. Inicio de un proceso de gestión compartida entre estudiantes de la UMA y vecindad. Ejemplo para otras instalaciones del entorno. Afecta a los criterios de planeamiento y gestión, zonas verdes y participación y concienciación.
 
Acción tipo en solar: Elección por otro de los equipos de estudiantes de arquitectura de un solar para llamar la atención de la vecindad solicitando peticiones y deseos de utilización temporal. Afecta a los criterios de planeamiento y de participación y concienciación.
Acción tipo en espacio público: Elección por otro de los equipos de estudiantes de un espacio abierto poco cualificado, y que por su desnivel y uso funciona como barrera respecto al centro histórico, para solicitar peticiones y deseos de la vecindad para la regeneración del barrio. Afecta a los criterios de planeamiento y de participación y concienciación.
 
Buena práctica. Difusión en la red de las actividades desarrolladas en el taller: Se ha informado  en línea en tiempo real y en directo, a través del blog del Paisaje Transversal y de la página Mi Ciudad AC2 CityWiki, de aquellas actividades que se iban desarrollando durante el taller. Además de su funcionamiento como herramienta para la transparencia, la participación y la concienciación, la difusión ha ido, por tanto, más allá del ámbito local, cuestión que se planteaba como deseable al ser un proyecto de ámbito europeo.
Conclusiones provisionales del taller

El taller en sí puede ser considerado como una buena práctica ampliable, muy útil para el desarrollo posterior del Plan Especial de El Ejido, al que sirve de apoyo el proyecto europeo Mi Ciudad AC2. Plan en el que si la vecindad se pudiera ir implicándose, el observatorio local podría llegar a ser permanente, ampliando la calidad de la «buena práctica» realizada, afectando al conjunto de criterios del proyecto.
Artículo originalmente publicado en CityWiki.

Más información sobre el taller el proyecto Mi Ciudad AC2:

http://www.paisajetransversal.org/search/label/Mi%20Ciudad%20AC2

http://citywiki.ugr.es/wiki/Rizoma_Fundaci%C3%B3n/mi_ciudad_ac2

http://www.miciudadac2.eu/

Créditos de las imágenes:
Imagen 1: Sociograma de la red de actores de El Ejido (fuente: Rizoma Fundación).
Imagen 2: Jornada de trabajo del concurso de ideas para la regeneración del río Guadalmendina (fuente: Paisaje Transversal).
Imagen 3: Programa del taller de trabajo Mi Ciudad AC2 (fuente: Rizoma Fundación).
Imagen 4: Diagrama de la propuesta de participantes en el taller (fuente: Rizoma Fundación).
Imagen 5: Diagrama de participantes no profesionales incorporados al taller (fuente: Rizoma Fundación).
Imagen 6: Observatorio territorial local, taller T2 de la EAM-UMA (fuente: Paisaje Transversal).
Imagen 7: Huerto urbano comunitario El Caminito (fuente: Paisaje Transversal).
Imagen 8: Reutilización de barracones de Económicas (fuente: CityWiki).
Imagen 9: Acción tipo en el espacio público (fuente: CityWiki).
[1] Guadalmedina: Un río invisible.
Palma Palmilla: Maneras de hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s